EL COLECCIONISTA DE PARAGUAS: Micro relato original de Michel Camacaro.

Levantó aquel largo paraguas negro como si se tratase de Excalibur, tenía un mango dorado, troquelado con hermosos arabescos, su corazón palpitaba fuertemente mientra lo acariciaba con lascivia, ese sería su paraguas numero mil, en un país que no había llovido en ciento veintitrés años.

Él pensaba que aquella criatura de varillas fuertes sería la cúspide de su laborioso trabajo, -nunca le caerá una gota de agua en su cabeza- pensó, así pues metió la mano sudorosa en el bolsillo y sacó el importe de aquel extraño objeto, canceló y aceleró el paso calle arriba, rumbo a su casa, para colocar en su lugar privilegiado su compra.

Faltando solo unos metros para llegar retumbó en el cielo un enorme, largo y espeluznante rugido. La piel se le erizó, cada vello de su cuerpo parecía querer salir huyendo.

Fue entonces cuando el rugido del cielo se mezcló con el tintinear de miles de paraguas que caían furiosamente del cielo. Y los gritos de la gente que extrañados recogían los que podían del piso.


Texto e Ilustrasión originales de Michel Camacaro

Fotografía tomada con Samsung J7.




https://steemit.com/~witnesses


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *